Angustias y Dolores

Ok. Recuerdan que alguna vez conté como una habilidad / superpoder el descubrir el final de las películas hacia la mitad del film o incluso antes?
Bueno, acabo de descubrir una correlación entre esta habilidad natural pero incontrolable y mis más recientes estados de angustia e incertidumbre.
Este año Cosa#1 tiene su viaje de egresados. En la reunión con la empresa tuve el descuido de firmar el contrato general junto con otro padre que más tarde abandonó el viaje, de modo que todas las comunicaciones entre la empresa de turismo y el grupo de padres pasan por mí.
Desde el inicio y a pedido de varias madres armé un grupo de WhatsApp en el que en general se dicen obviedades pero que hace un par de meses utilizo mucho para mantener informados a los padres.
En determinado momento cuando el grupo llega a cierto porcentaje de viaje pago, la empresa efectúa un "cierre" de grupo. Hace el recuento de pasajeros y calcula los liberados y acompañantes que nos corresponden. Para el cálculo se cuentan sólo los pasajeros activos y AL DÍA con las cuotas.
A la fecha de cierre nos correspondía solo un liberado.
Hasta acá todo bien? Nooooo! Claro que no!
Cuando firmamos al grupo de 26 nos correspondía 2 y 1/2 liberados que decidimos descontar de cada pasaje de antemano a razón de 1/8 de liberado menos para cada uno. Fueron casi $3000 menos por pasaje.
Ahora que sabemos que nos corresponde solo 1 liberado hay que devolver el descuento.
Para complicarla un toque más lo que hace la empresa es dejar con el beneficio a 8 pasajes y el resto debe pagar el pasaje total.
Todo esto lo expliqué por wasap y no me entendían. Mi sabia esposa me dijo que pusiera una fecha y los invitara a una reunión en casa para charlar este tema, lo que todas las mamás agradecieron de forma un toque exagerada para mi gusto. Sentí que había un serio problema de comprensión de texto entre mis congéneres. En fin.
Hasta el día de la reunión pasó una semana entera durante la cual en silencio mi cerebro repetía incansablemente el discurso explicativo e imaginaba infinidad de aclaraciones que dar a todas las personas confundidas. Ésto me produjo mucha ansiedad y angustia que se discipó después de la reunión. Descubrí que somos todos adultos razonables. Pero hasta esa instancia el nivel de conflicto que habitaba mi cabeza era insoportable.
A la distancia veo que mi cerebro interpreta estos problemas como el nudo de una narración fantástica que tiene que alcanzar un clímax para luego resolver, como si fuera un cuento o una película.
Por suerte mi vida no es una novela llevada al cine, creo.

Entradas populares