Si un dia el mundo

Fue pasando de a poco, sin darme cuenta. Cada vez que abría los ojos me descubría mas cubierto de musgo y verdin resbaloso.
Finalmente decidí dejar de luchar contra la naturaleza y germiné. Un brote tímido se fue asomando hacia la luz mientras las raíces me fundían con el suelo.
Fue el principio y el fin.

Entradas populares